7.9.08

Triste

Cada tanto pasan estas cosas en casa. Parece que un huracán arrasa.
Por suerte no es seguido, pero anduvimos con una de esas rachas.
Siento que hay tantas cuestiones internas que resolver...

En casa tenemos una rutina, la primera mitad de semana, y otra la segunda mitad, que es cuando vienen Pi y Lu.
Cuando Oli, no había nacido, algunos temas, los hablábamos cuando las chicas se iban. A veces discutíamos, a veces esos días eran días que nos tomábamos para nosotros.
Desde el nacimiento de Oli, las cosas cambiaron, los momentos de intimidad, pero también los de charlar algunos temas conflictivos.
Cuidamos tanto, a las mayores para no hacerles mal con problemas adultos...y ahora siento que se nos van de las manos, y Olivia termina presenciando lo que no debería por ser la que siempre está en casa.
Su rutina encima también cambia, y es difícil, mantener los horarios de sus siestas, los de la noche para ir a dormir, y sobre todo cuidarla de nosotros mismos. De nuestras debilidades. Me gustaría cuidarla más. Que sólo vea lo mejor de mi. Porque es eso lo que merece, porque la amo más que a nada.
Pero ya sé que soy humana, que me equivoco, y que ...todos los y que...pero ...
Esta vez la sombra, la vieron las tres.
Espero que el dialogo al final dé sus frutos. fue desde el corazón.

Perdón Lu, perdón Pi, perdón hija.

4 comentarios:

Jime... dijo...

ufff... que tema complicado, no?
Mis viejos jamas discutieron delante nuestro... hoy, será mi edad seguramente, veo que en realidad nunca supieron comunicarse... es lo que yo veo, capaz y ellos se entienden barbaro.
Entonces cuando conocí a Ale y al tiempo empezamos a vivir juntos habia situaciones, sensaciones y cosas que yo no sabia como resolver, una porque las parejas felices y que se aman no discuten (ja!), otra porque al no escucharlos hablar a mis viejos no tuve herramientas para hacerlo.
Y como era yo la que estaba incomoda con las situaciones (aparentemente era yo, de Ale no salia nada de decir que él estuviese mal, con el tiempo me diria que se sentia igual que yo pero como que tampoco sabia como expresarlo) además de no saber expresarme me sentia culpable :(

Nace Eli y en fin, me enseño a defenderme, a hablar, a tener que detenerme a pensar y a encontrar las palabras si o si.
De los 2 a los 4 años de Eli yo hablaba, hablaba, escuchaba a Ale, lo escuchaba, lloraba, se suponia que nos poniamos de acuerdo y nos entendiamos... al final, tipo 4 años de eli, recien embarazada de Eze, mandé lo politicamente correcto por un caño y las conversaciones con Ale tomaron ya color de discusiones, algunas mas fuertes que otras... en algunas Eli estaba presente, la mayoria de las veces no, igual nunca fuimos de insultarnos ni rebolearnos cosas, pero aun así nos deciamos grandes verdades a veces con la voz elevada... Noté muchos cambios en todos nosotros, incluso en Eli que ya no hacia llantos interminables por cualquier cosa, sino que estaba mas bien como siempre... Ale dejó de verme manipulable, yo me di cuenta de que se y que debo defenderme... entre otras cosas, todo un aprendizaje.
Está bien o mal que nos vean discutir...ni idea, a veces nos pasa, por un lado me parece que les ayuda a saber que a veces en este mundo hablando y poniendo buena voluntad no todos nos entendemos, lamentablemente. Que hay veces que uno se enfrenta a otras situaciones, y tiene que sacar no lo mejor de uno presisamente... mi incognita es: como se les trasmite a los hijos esa seguridad o ese saber de en que momento callarse y dejar pasar o hablar y explicar o pararse y gritar? Será cuestion, una vez mas, de confiar en los valores que aprenden a traves de nuestro ejemplo?... gracias por el espacio :)

Turca dijo...

Hola Vil... Vos no sos sólo "lo mejor de vos"...
Y quizá, que tu hijita pueda "verte" con tu cara oscura de la luna de vez en cuando, sea lo que la haga sentir que "es" en tanto su madre también se permite ser"...
Te mando un abrazo enorme y un rayito de luz para que tu cielo escampe :)
Beso grandote!

Tali dijo...

Lo que dijeron las chicas, todo...
y ademàs---Lu, Pierina y Oli ven a una mujer buscando. Lo q se hablaba en el blog de Vivi el otro dia, cortar los ciclos que traemos de generaciones anteriores...madres/mujeres que buscan, que cuestionan modos de comunicaciòn y buscan nuevos, que aprenden y fundan nuevos, que al ratito nomàs ya estàn poniendo reflexiòn sobre los pasos dados...y digo "ven" y no me refiero sòlo al presenciar , sino tambièn al percibir y al impregnarse ellas de tu valentìa para crear un nuevo paradigma de comunicaciòn en salud. Y aunque no nos salga, nos cuesta, nos equivoquemos...que seamos eso, la bisagra que les habra la puerta a un mundo màs sano y conectado y màs lleno de inteligencia emocional...es impagable. son tres personitas afortunadas.
te abrazo vil!

Tali dijo...

Otra cosita que recordè...
las veces que me ha pasado de discutir frente a Manu (màs de las que hubiera querido)..le he contado luego que asì como yo le enseño a èl a nombrar sus emociones etc, yo tambièn estoy aprendiendo porque nunca me lo habia enseñado nadie cuando era pequeña. es un tema que hemos charlado mucho.
Una vez, le contestè mal, porque venìa tensa de un asunto con mi compañero. al rato, le dije: perdoname, no es con vos, estoy nerviosa y te dije cualquier cosa. me respondiò, totalmente al pasar, con tono de "està todo bien", mientras seguia comiendo su sandwich: Ya sè mami, estàs aprendiendo...

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails