4.10.08

ver, escuchar, sentir ,pensar

Esta semana comenzó distinta. Por empezar, Oli no fue al jardín.
Me pareció que había sido un fin de semana lindo, pero con muchos acontecimientos, paseos, gente,emociones.

Unas semanas atrás, antes de ir al jardín, ella me preguntó si iba a estar Cintia(una señorita que O ama), en el jardín.
Yo, que no sabía que no iba mas, le respondí :
- sí, seguramente estará. Si no está hoy (porque rotan los turnos) seguramente vendrá mañana, Oli.

Esa semana se enfermó el papá y Oli durmió hasta tarde porque habíamos pasado una mala noche. A las tarde le pregunté si quería ir al jardín y me dijo que no. Yo le dije que yo tenía que hacer muchas cosas y que mejor fuera, así papi descansaba porque se sentía mal. Ella me contestó que tenía sueño. Yo le dije que si iba podía dormir un ratito allá y después jugar. Me dijo que quería dormir la siesta acá en casa. No creí que se fuera a dormir y le insistí en ir al jardín. Ella agarró la bolsita y se subió al auto.
Cuando llegamos bajó conmigo, pero al llegar, cuando vinieron a recibirla se puso a llorar. Una señorita me la sacó de los brazos y le dijo:
- Oli, eso no se le hace a mamá!. Rápidamente cerró la puerta.
Me quedé afuera. Oli seguía llorando, mucho. Llegó alguien a dejar a otro chico, cuando abrieron entré, le hice upa a Oli, que estaba con la maestra, me senté con ella a un costadito, la calmé. Estaba angustiada. Le pregunté que pasaba. Ella nunca lloró al quedarse. Me dijo que quería ir con su papá. Entonces le dije a la señorita que nos ibamos, a lo cual ella respondió que bueno, que haga lo que quiera, pero que si me la llevaba, me lo iba a hacer siempre.
Oli llegó a casa, y se quiso ir a dormir la siesta, en su cama, y durmió mas de 2 horas. El papá descansó y yo hice lo que tenía que hacer, pero sobre todo me sentí feliz porque esta vez me escuché. Fui sensible a su pedido, a su angustia, y a mi sentir de madre.

Al otro día volvió al jardín contenta.

Pasaron uno o dos días cuando me encontré con la mamá de una compañerita que me contó que la señorita, Cintia, no trabajaba más en el jardín. Yo recordé que Olivia me había preguntado por ella, y entendí en ese momento porqué.

No me gustó nada el manejo de la situación desde el jardín, ya que parece que hubo algún desacuerdo y fueron varias las que no trabajaban más, y varias nuevas las que aparecieron. Los chicos lo viven, pero tienen menos de 3 años, el jardín debería haberlo comunicado.

En el cumpleaños del viernes, sorpresa! estaba Cintia :). Trabajando en la casita :(
A Olivia se le dibujó una sonrisa gigante. Y a ella los ojos se le llenaban de lágrimas cada vez que aparecía uno de los chicos corriendo a saludarla.
Oli me dijo:
- acá estaba Cintia!
Y cada vez que desaparecía de su vista me comentaba:
- no está Cintia, se fue.

Bueno, eso fué un viernes, el sábado Oli fue a otro cumple acompañada por su papá. A la noche levantó unas líneas de fiebre y el domingo, ya mejor, todos fuimos al de Juanita.

Por eso la semana fue distinta, muchas salidas, muchas emociones. Pensé que sería mejor que estuviéramos en casa el lunes. El martes, tampoco quiso ir al jardín, el miércoles fue, el jueves también, la noche del jueves el papá estuvo con fiebre, otra mala noche, el viernes se despertó temprano, pero yo no, y no tuvimos ganas de llevarla ya que estábamos todos en casa.

Tantas cosas no me cierran.

Ahora que habla mucho más la escucho jugar y hablar sola. Dice :
-Se porta mal! se va a la cocina! (eso le dicen en el jardín).

Cuando la dejé el otro día escucho yo:
- Esperamos la leche callados!!
Podrían pedirle como mucho que hablen mas bajo o que no griten, pero pedirle que no hablen!! no será demasiado?

Otra: mientras miro por la ventana veo como juega mi hija, tranquilamente caminando con una guitarrita de juguete, cuando ve que en un rincón se arma una ronda en la que empiezan a cantar. Ella va entusiasmada y se sienta cantando y tocando la guitarra.
Pasa una señorita juntando juguetes del piso, la ve a oli con la guitarra y le dice: -juguetes no!- y se la saca.
olivia la mira ...


Pintura de Nara Yoshimo

4 comentarios:

Tali dijo...

uff vil...me imagino los mil pensamientos en tu cabeza. y a pesar de q es complicadisimo, te abrazo porque sos valiente para no mirar para otro lado, y cuestionarte. beso enorme

vilmati dijo...

Gracias Tali, el abrazo me viene muy bien. Se que me entendés porque sentís la crianza y la niñez como algo GRANDE, que merece atención y respeto.
Me hacen muy bien tus comentarios, y también tus mails.

Besos para uds. también!
Tengo ganas de verlos!

Turca dijo...

Como Tali, pienso que sos muy valiente...!
Cuando Luli era chiquita (y yo muy ignorante, de la ignorancia con todas las letras, del desconocimiento) la puse en un jardín privado re top de Caballito... Esto que contás era moeda corriente, incluso no te permitían hacer lo que vos hiciste: la entrada a los padres después de que los niños ingresaban, estaba prohibida!
Ya aprendí a perdonarme, pero todavía cuando me acuerdo me da un dolor...
Te dejo un abrazo grandote y la propuesta, si te animás, a que te integres a nuestras juntadas en casa :)))))
Ahora que se vienen los días lindos y más largos, por ahí te tienta! ;)
Besossssssssss.

Educando en Familia dijo...

Eso era lo que iva a proponer Vilmati,

Un grupo de juego con amistades en casa de las mamás y la mamá anfitriona puede organizar juegos y-o actividades temáticas. Siempre teniendo en cuenta que los el trabajo principal de los niños es jugar, ese es su trabajo y el medio principal por el cual aprenden.

Un abrazo para un corazón herido :(

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails