15.10.09

El placer del colecho

Desde el blog de Josefina Schatz Criando con amor recopilo lo dicho en el 11º Congreso Argentino de Pediatría Social
6º Congreso Argentino de Lactancia Materna que se realizó del 1 al 4 de octubre de 2008
en la Ciudad de Buenos Aires, durante la Mesa Redonda: Controversias en Lactancia Materna Tema: Consecuencias psicológicas del colecho
Autor: Lic. Mónica Tesone
Fecha: 2 de octubre de 2008
"Los estudios científicos demuestran que dormir solos no tiene beneficios.
No produce independencia, competencia social, sentimientos de autoestima, capacidad de enfrentar el stress, ni mayor identificación sexual.
Por el contrario está demostrado que el colecho aumenta la independencia y mejora el desarrollo psicológico de los niños.
Un estudio de Lewis and Janda concluye que los chicos que nunca durmieron con sus padres eran más difíciles de controlar y menos felices, tenían más berrinches, y eran más miedosos que los que siempre durmieron en la cama de sus padres.
Las conclusiones de un estudio de Crawford son que los varones que colecharon con sus padres tenían mas alta autoestima, experimentaban menos culpa y ansiedad y tenían sexo con más frecuencia. Y en las mujeres el colecho se asoció con menos incomodidad con el contacto físico y en relación al afecto cuando eran adultas.
El colecho entre otros efectos fisiológicos tambien mejora la estabilidad respiratoria, la oxigenación, la termorregulación, provoca despertares sincronizados con la madre, disminuye las fases profundas del sueño, aumenta la prevalencia y duración de la Lactancia Materna y la producción de leche, y aumenta las horas de sueño de las madres que amamantan.Por el contrario la separación precoz puede producir modificaciones importantes en la predisposición al sufrimiento de patologías inducidas por el estrés, ya que el estrés y por consiguiente el elevado nivel de cortisol, es capaz de matar neuronas de los cerebros en formación de los bebés."

En la Revista Criar con el corazón hay una nota especial que trata el tema de colecho, y en ella algo de lo que allí se puede leer es:

"El bebé humano nace completamente indefenso y preparado para sobrevivir en contacto directo con su madre las 24 horas. Necesita estar en brazos y ser amamantado a demanda, tanto por su salud física como emocional. El bebé separado de su madre y solo, grita y llora porque su instinto le dice que sólo así salvará su vida. Miles de años de evolución lo han preparado para reclamar el contacto físico y el sueño acompañado. Recordemos que todos los primates amamantan a demanda y llevan a la cría en brazos continuamente. En ningún primate ni en las sociedades no occidentales se constata que los bebés y niños duerman solos como norma, más bien al contrario.
El contacto físico permanente favorece el desarrollo emocional, la autoestima y las capacidades sociales. El bebé aprende de su madre todo lo que necesita en esta primera etapa y se siente más seguro si sus necesidades son atendidas. La crías mejor y mas intensamente atendidas suelen ser las mas preparadas para sobrevivir y relacionarse con los demás. Ningún primate ni sociedad no occidental cría a los bebés separados de su madre muchas horas al día. Son las madres, apoyadas por su tribu, las que crian a niños y bebés de diferentes edades. Dejar en grupos muchas crías aun lactantes bajo la supervisión de un solo adulto y señalar que eso es lo más beneficioso para su desarrollo intelectual y social es algo que solo lleva sucediendo unos escasos cien años.
Nunca, en ningún animal, el diseño y los instintos de la cría son perjudiciales para ella. ¿Lo son en el caso de los bebés humanos? ¿Para educarlos debemos contradecir estos instintos vitales? "
La sociedad capitalista, productiva y occidental, marca tendencias, crea necesidades y valores acordes para su propio funcionamiento y supervivencia.
A nosotras las mujeres, nos hizo creer que ganábamos espacio en ella, al salir a trabajar. No importaba y mejor ni pensar ,si este abandono del hogar permitia financiar una guerra. A cambio eramos respetadas y teniamos poder adquisitivo. Con los años la mujer tiene cada vez mas responsabilidades fuera del hogar y goza de una vida social que a esta altura, parece casi imprescindible. Salidas nocturnas con nuestra pareja, gimnasio para mantener el físico (valor fundamental, el estético), trabajo..."porque para algo estudiamos"...(aunque no haya sueldo que alcance), etc, etc. El tema es que a algunas todo esto empieza a no cerrarnos cuando nos convertimos en mamas. Y aunque sigamos cada tanto quejándonos por frivolidades, nuestros bebés nos reclaman y sentimos muy fuerte adentro nuestro algo que nos ancla, que nos pone en jaque frente a lo aprendido o leido, frente a lo que a esta altura ya se encuentra establecido como " normal" y "correcto" a la hora de educar a un hijo.

Me estoy llendo un poco de lo que quiero decir... pero es que suelo ser así, empiezo a atar cabos y no paro. Quien decía eso de que "todo tiene que ver con todo"?
Fuí criada por mis padres los dos "profesionales", cuando era chica eso significaba un montón. Mi mamá como mujer había logrado con muchisimo sacrificio conseguir un título universitario, a pesar de que mi abuela solo llegó hasta segundo grado. Por esos años los pediatras recomendaban dar el pecho hasta los tres meses, cosa que mi madre hizo, también con mucho sacrificio porque "no tenia leche". Orgullosa me contó que nosotros "siempre" dormimos en nuestras propias camas, golpeabamos al entrar en su pieza, y eramos chicos super tranquilos que dibujabamos, jugabamos mucho solos y no hablábamos ni corriamos en misa.
Esto lo cuento, solo para que se entienda mejor desde donde vengo, y como pensaba antes de ser madre, educar a mis propios hijos. Hoy mi visión sobre los niños, la educación escolar y la cotidiana tiene un nuevo rumbo que nació a partir de la experiencia de ser mamá de Olivia, mi primera hija. Ella y el puerperio anterior me llevaron a transitar nuevos caminos que hoy con Siro en brazos agradezco estar caminando.
Uno de ellos tiene que ver con el sueño y la noche, y nos permite, ya sin prejuicios, buscar ser sinceros con lo que sentimos y tratar de acercarnos a algo mas intuitivo y ancestral.

Dormimos felices colechando!!! Y puedo asegurar que mis mañanas son completamente distintas a lo que fueron esas mañanas con Oli pequeña, en las que mi cansancio no tenía nombre, y mi humor era malisimo y crecía conforme crecía mi niña.
Por ese entonces mi marido madrugaba, por lo que también nos desesperabamos por irnos temprano a la cama... lo que significaba que debíamos " hacer" dormir a la chiquita. La presión era grande. La sacaba a caminar por la vereda y le cantaba, mientras el resto de la familia cenaba. Si así no pasaba nada, saliamos a dar una vuelta en auto.Al llegar, apoyarla en su cuna sin que despertara era una azaña. Sufrimos el no estar atentos a lo que nos decía con su lenguaje corporal, por que estabamos tan pendientes de nuestras necesidades, y sin quererlo también le transmitimos nuestros nervios. Un día llegó a nuestras manos el maldito " duermete niño" y aunque no nos pareció agradable lo que leíamos,prometía ser una "receta" eficaz. Por lo cual en nuestra desesperación, tratamos de ponerlo en práctica. Un día... y dejamos llorar a Oli. Los dos odiando lo que estabamos haciendo, entrabamos en su habitación a hablarle y "tranquilizarla" sin tocarla. Saliamos de ahí llorando. En el libro decía que si no estabas convencido no servía. Segundo día... llegué hasta la hora de la siesta. Cuando Domingo llegó, nos encontró a las dos en medio de un mar de lágrimas: - yo no puedo mas- le dije- horrible lo que estamos haciendo, no lo aguanto, no lo soporto!!!. No se si se llega a vislumbrar como estabamos y nos sentíamos... Llamamos a la pediatra! que tontos!, necesitabamos que alguien nos diera el permiso para dejar de hacerlo... o nos contara lo que ya sabiamos por que lo estabamos viendo con nuestros propios ojos: que era inhumano lo que estabamos haciendo!. Sin embargo ella solo nos dijo que no conocía el libro.
Algo nos hizo un click grande en ese momento y ese día comenzó nuestro cambio. Oli... mi Oli sufrió ese maltrato para que pudieramos ser hoy lo que somos y buscaramos otra forma de vivir. Porque en definitiva, elegir otra forma de educar, es elegir otra forma de vivir.

Por eso hoy lo digo con orgullo: nosotros Colechamos !!!
bueno... en realidad Siro y yo lo hacemos, mientras el papá sede su lugar por un tiempo al bebé, hasta comprar una cama mas grande, o hasta que crezca un poquito mas y no lo sintamos tan pequeño entre nuestros cuerpos. Olivia tiene permiso para compartir la cama, aunque poca veces hace uso del mismo. Con total naturalidad se va a dormir cuando el sueño la alcanza, y también con naturalidad viene a nuestra cama por la mañana a jugar con su hermano o pide que se lo lleve a su cama. Le gusta que le saque fotos con el a esa hora.





Siro es un bebé tranquilo. Sus horarios de sueño son totalmente compatibles con los nuestros. Y los despertares nocturnos sincronizadisimos con los mio y/o al revés ;)

Duerme de a ratos sobre el colchón y de a ratos sobre mi pecho. Nunca llora por la noche. Yo lo escucho moverse y lo pongo en la teta. El casi no se despierta, aunque cuando lo ha hecho, mirándome y sonriendo, vuelve a dormirse en el pecho. La luz del pasillo permanece encendida , con la puerta entreabierta, y Domingo se levanta tempranito para ir a trabajar, lo bastante descansado como para rendir allí y en casa compartir tareas del hogar y la crianza. Su comprensión y acompañamiento en este crecimiento es total.
El colecho me está permitiendo dar el pecho cuantas veces lo necesite mi hijo, aunque no tenga hambre y lo necesite "de chupete", y que esto no signifique un sacrificio. El se siente seguro conmigo cerca y eso se manifiesta en su forma de conciliar el sueño y dormir. Y estar tan cerca también nos ayudó al momento de comunicarnos, de apegarnos, luego de esas noches en que permanecimos separados después del nacimiento. Su lenguaje corporal me dice cuando tiene gases, cuando quiere eructar o si tiene hambre. Su piel me avisa que tiene calor o frío, y no tiene que llorar para eso. Y algo que me parece muy dulce es sentirlo reptar hacia mi, hubicandose entre mi brazo y mi axila, para una vez allí dormirse profundamente cual cachorro:)

10 comentarios:

Marcela dijo...

Fede también dormia entre mi axila y mi brazo :-)

esta enormmmeeee, se nota la teta!

que bueno que sea "bueno" jeje

hermosos tus hijos Vil

muchos besos

paloma dijo...

Precioso Vilma!!! Nosotros seguimos colechando los seis....Tenemos camas de pared a pared y según la noche vamos cambiando...como el bebé ya es grande ya puede dormir con cualquiera, aunque casi siempre lo hace conmigo para poder mamar, je,je..
Con nuestro mayor también nos costó un tiempo que entrase en nuestras camas...tal vez por eso nueve años después no se ha ido, je,je...Debe ser tan divertido dormir en familia.
De todas maneras desde hace años, no tienen ningún problema para dormir con los abuelos o en otra habitación si es necesario pero si pueden dormir con nosotros (bien pegaditos) mucho mejorrrr.
Yo también fui una "niña buena" que nunca daba problemas, dormía en mi habitación desde que tenía pocos meses, dibujaba y jugaba sola....en fin...
Muchos besos.
Ah!!! Tus hijos están preciosos.

Greisigac@gmail.com dijo...

uy Vilmati , yo tambien fui una niña buena , dormia sola, tome leche de formula, jugaba sola ...pero ...aun recuerdo los terrores nocturno. estaba sola con mis miedos creados.
Tienes una excelente redaccion , ami me cuesta a veces explicarme , y mi ortografia ..uff es para una entrada en mi blog jeje
Lo que dices de las necesidades creadas , es cierto , el consumismo te lava el cerebro , mi padre siempre decia que las necesidades eran mayoy que el ingreso . Ahora pienso que No , hay que vivir con lo justo.
y ..el colecho , te sincroniza con el bebe; crecen tranquilos y felices. Concuerdo con paloma , uno se divierte durmiendo juntos.
Es increible como una idea, lleva a la otra , lactancia prolongada, colecho , crianza con respeto, homeschool ..me siento feliz de estar aplicando cada uno de estas ideas en mi familia.
abrazos Vilmati , desde el otro lado de la cordillera!

Greisi

LiS dijo...

hola vilmati, hermosa tu entrada. me hiciste llorar con lo del duermete niño! se siente el dolor en el relato pero seguro Oli ya t perdonó. Como dice Carlos Gonzalez tu hijo es generoso y comprensivo. Te cuento q Nereo duerme c nosotros desde q naciò y hasta el dia de su nacimiento decia q JAMAS iba a permitirlo. Hoy a casi 10 meses de aquel dia q cambio de forma tan maravillosa mi vida, AMAMOS dormir con nuestro hijo y no imaginamos dormir solos ni a èl en otro lado. Y es verdad q mejor no se puede dormir. La tranquilidad de sabesr q a la minima molestia vos estas ahi pegadita es impagable para el bebe p una misma. Y Nereo es asi como Ciro, casi no llora, sonrie todo el tiempo, no se enferma, duerme de 11 de la noche a 10 de la mañana sin q lo tenga q levantar ni una vez a acunarlo, come TODO lo q le ofrezco sin drama. Hay algun motivo para cambiar habitos?
Besotes a todas la mamàs y a sus tesoros

Erika. dijo...

Precioso tu pequeño , nosotros tambien disfrutamos del colecho y la lactancia en tandem.

Felicidades y te sigo leyendo.

Ale dijo...

=) un gusto leerte Vilmati.
Yo, otra niña "buena" hija de mujer profesionista-mamá soltera además...también encantada de haber cambiado el rumbo para seguir mis instintos ;)
Un abrazo!

Greisi dijo...

http://cuatroenlacama.blogspot.com/

este blog es de una pediatra mexicana, es uno de mis blog favoritos , juzto habla de este tema
besos

vilmati dijo...

Marce: ay!! y es tan lindo...estamos perfeccionando tecnicas ultimamente.Con almohada al costadito, el queda un poco mas alto y mi hombro no se contractura al apoyar el brazo ;)
Paloma: terminaremos asi nosotros también? quizá. Por estos días Olivia parece haber leido la entrada. Se queda un rato a la noche a veces y tempranito a la madrugada pasa por el baño solita y se pega a mi y a su hermano. A mi me enternece verlos despertar juntos.
Con respecto a lo de niñas buenas...jaja vaya rebelión la nuestra!
Greisi: SI, me entendiste, una empieza a analizar y es todo lo mismo. O casi, el tema es que se relaciona directamente la crianza, la educación el disfrute hacia los hijos, la familia. y la busqueda de crecimiento personal a la que todo esto nos va llevando. Agradezco a mis hijos y a todas uds, por ayudarme a dar estos pasos, por la companía.
Y que alago el que me haces,:D me alegró el día! en cuanto a errores yo soy malisima...si hay algo que cambiaría en blogger es que los comentarios no puedan corregirse. Dudo todo el tiempo al escribir y termino eligiendo mal jaja!! si es v o b; si s o c. TERRIBLE!!! y eso que leo!

vilmati dijo...

SI Liz,que suerte tiene Nereo y QUE LINDO NOMBRE :D

Creo que Olivia me perdonó, y me sigue perdonando bastantes cosas. No siempre una es todo lo que le gustaria ser. Yo cuando siento que me equivoco, o que la herí le pido disculpas. Pero trato de trabajar sobre mi, porque realmente me siento pesimo cuando le contesto mal o le grito y veo su carita. Lo del duermete niño lo hablamos, yo le conte lo que hicimos y cuanto lo sentimos, que no se debe dejar solos a los chicos llorando, que no lo voy a hacer mas ni con ella ni con Siro. Pero tambien cuando pido disculpas pienso en que no debe acostumbrarse a recibir malos tratos que despues con disculpas se borran. Por eso me duele equivocarme,y trato en ese sentido de crecer lo mas rapidamente posible, y aprender. Ellos son toda ternura para con nosotros y nos tienen una paciencia que ojalá tuvieramos nosotros como padres!

Ale: a mi tambien me gusta leerte ;) . Nos seguimos acompañando en este nuevo rumbo!

Gresi: lo conozco esta buenisimo! : no lei la entrada, ya voy para allí. Gracias:-)

Anónimo dijo...

"algo que me parece muy dulce es sentirlo reptar hacia mi, hubicandose entre mi brazo y mi axila, para una vez allí dormirse profundamente cual cachorro:)"
describiste exactamente una de mis mayore salegrías, cuando repta dormido y se acomoda bajo mi brazo, para dormir bien cerquita de mamá ;-)

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails