30.1.10

La navidad como fiesta cultural

A propósito de la Navidad y los reyes... y algo de todo lo que éstas fiestas nos generaron cuando nos pusimos a pensar...
(Antes de tener hijos estos temas casi no me importaban...)


Esta reflexión es parte de la charla atea que iniciamos entre blogs, y que recopilará esta vez, Ale de cuatro en la cama




Criar hijos fuera de un marco religioso, es comprometerse con uno y sus acciones, con la vida en presente continuo.


Tanto el padre como yo venimos de familias cristianas y practicantes. Domingo fue a un colegio religioso además.
Cuando nos conocimos, hablar del tema religión se volvió cotidiano. Nos empezamos a cuestionar todo. Y empezamos a analizarlo desde distintos aspectos. Finalmente decidimos que no inculcaríamos ninguna religión a nuestros hijos.
Por ese entonces todavía creíamos en un dios, aunque no estábamos de acuerdo en la definición y descripción que los católicos daban acerca de el.

Hoy los dos somos ateos.
Al acercarse la fecha de navidad y reyes, otra vez los cuestionamientos internos se hicieron presentes. Cómo presentar esta fecha a mi hija?
Manejarlo desde el punto de vista histórico nos pareció bien, sin embargo por el lado culturar se nos complicó.
Me gusta pensar la navidad como la adoración, el cuidado y el amor hacia los niños. También como la conmemoración del nacimiento de Jesús. Ese gran hombre. Y crear ciertos ritos que tuvieran que ver con nuestra familia en particular. Pero al acercarse la fecha el afuera se nos fue filtrando, antes de que hayamos tomado deciciones y tan rápido que apenas pudimos reaccionar.

Entró Papá Noel y los reyes, y se convirtieron además de en realidad en lo mas nombrado:
-Ya le escribiste la carta a Papá Noel?
- Lo viste ?
-Que te trajo?
-y los reyes que te trajeron?

Aunque vivimos casa por medio, con mi suegra, y a dos de mi cuñada, tanto los reyes como Papá Noel, dejaron regalos en las tres casas ( como para que en un futuro los chicos recuerden en que casa trajo tal o cual cosa...o sino para qué? a mi me hubiera gustado juntar todo en la que nos reunimos)
Lo que menos me gusta de todo el tema fiestas es contribuir a perpetuar la idea de Papá Noel y reyes, la generación que me toca a mi. Es decir, si no me cierra la idea de que viene y reparte a TODOS, LOS CHICOS (LINDO SERÍA QUE FUERA CIERTO), por qué continuarla.

Frente a este problema, que incluye a los reyes, creo que el niño que no recibe es el que está desamparado frente a los comentarios del resto y no la fantasía o inocencia de aquellos que creen.
Todavía hoy recuerdo un día del niño en que todos comentabamos en la escuela ( tendría 7 años) los regalos recibidos, frente a una compañera que estaba callada. Cuando le pregunté a ella, me contó que tenía tantos hermanos que no podían los padres hacerle regalos a todos juntos.
Y mi marido también se acuerda de las chicas que vivían en la esquina de su casa que en navidad no recibían nada y frente a su cuestionamiento del porqué, mi suegra le decía que Papá Noel se olvidaban de pasar!
Una amiga me contó que a su vecino le habían los reyes le habían traído un cuatriciclo y que tanto ella como su hermano esperaban todos los años que a ellos también le trajeran lo mismo. Lo esperaban tanto que una vez, lloraron desilusionados al abrir sus regalos.
Y muchos me dijeron que cómo les voy quitar la ilusión a mis hijos, la inocencia del creer, que para ver la realidad tienen años. Pero para nosotros las ilusiones a respetar, son las que crean los propios chicos, no las diseñadas por adultos y sostenida por intereses comerciales.
Otros decían que el problema estaba en que se lo iban a contar a los otros chicos.
Yo creo que el que elige contarle esa historia a sus hijos, encontrará respuestas, en caso que alguno de mis hijos le exponga a los suyos, lo que nosotros le decimos. De última habrá sido sólo, una charla entre chicos, que aquellos que creen, consultaran con los padres, y seguramente, no faltará quien sembrará la duda en mis hijos.
También dependerá de la edad de cada chico, la respuesta interna que decida darse a si mismo. Sin embargo ese fue uno de los argumentos que me complicó el cómo o qué decirle a Oli. No es mi intención entrometerme o molestar a otros.

Lo peor es que mi hija cree después de esta navidad, que tanto P Noel como los reyes pasaron por casa, y sabían lo que ella quería recibir, y se lo trajeron (aunque la compu y el celular no porque : " son unos locos estos reyes magos!" ) y a sus hermanas le trajeron algo " igual a lo que vimos en ese lugar que fuimos en Buenos Aires!"
Yo no oculté que nosotros ibamos a comprar los regalos para navidad, pero ella eligió creer.
Si hasta se metió abajo de la mesa y no quiso venir desde lo de su abuela a casa, a buscar los regalitos, por temor a encontrarse con él.

Me costó mucho organizar esta entrada, porque el tema me genera mas preguntas que respuestas.
En su momento busqué en blogs, gente que como yo, se cuestione la fecha y la cultura y la forma de presentársela a sus niños desde una visión distinta a la cristiana, y no la encontré.
Lo que sí me interesó fué un grupo de personas que buscaban formas alternativas, no consumistas de festejar. Daban algunas ideas, de las cuales la que mas me gustó es la de regalarse entre padres e hijos vales por algo no material, como por ejemplo: un vale por toda una tarde juntos, por un paseo a caballo o una ida a pescar, por no odenar después de jugar, etc.



Haciendo los adornitos para el árbol. Con arcilla sin horno y con papel maché)


Como para contrarestar un poco el efecto que sabía, iba a tener, la costumbre regalera (¿? como se dice?), traté de crear un ambiente grato en lo que fueron los preparativos. Así fue que armamos el árbol con adornos que hicimos todos juntos y les leí a las hermanas de Oli ( con ella presente), un cuento de Buscaglia, que narra la historia de la navidad a unos balineses que no la conocían. Me gustó ese cuento porque en el, los balineses que acaban de escuchar la historia se preguntan y le preguntan a Buscaglia, por qué nadie le ofreció una casa para pasar la noche a María embarazada y a José. En su cultura compartir la casa y el lecho es común y un honor entre amigos.

6 comentarios:

LiS dijo...

hola Vil! q tema el de papa noel... mi marido detesta toda esa historia.Y por nada del mundo quiere q se la inculquemos a Nereo. Recuerda cuando èl se enterò de la verdad y q se enojo mucho porque le mentian. Yo tengo en ese punto una gran contradiccion. Creo q la fantasia es fundamental en la infancia pero tbn estoy completamente en contra de la mentira, por mas piadosa q sea. Todavia es muy bebe. Ya el año q viene voy a tener q inclinarme por una opcion.
besotes

Desdemicordilleradelosandes dijo...

Primero que nada ...que desagradable lo que comentaste en el blog de ale ;ese tipo que te hizo comentarios inapropiados ¿ se podrá denunciar?, ¡que espanto!

Me sorprende el tema ; jamás lo habria pensado , "como educar a niños ateos" .
La verdad es que cada día me encuentro con personas agnosticas bastantes informadas,y veo que es cada vez más masivo, un ejemplo es el exito del documental Zeitgeit en You Tube.
Por otro lado abundan los catolicos desinformados y poco consecuentes con sus vidas y lo que profesan.
Por ende no es de sorprenderse que cada día hay menos religiosos y personas que profesen su fe en forma comprometida.
Personalmente si soy creyente , por una vivencia personal . A partir de ese momento, me comprometi a estudiar , en lo que creia , para tener bases ,( aunque a mi paraecer , faltan datos para enterder a cabalidad , me quedo con los 10 mandamientos, que no le hacen daño a nadie, el tema es................" practicarlo") empece a estudiar el catolicismo , asumiendo que la biblia es un libro incompleto . Durante el año trato de vivir las fiestas religiosas analizando es transfondo , el folklore, el valor historico , y el valor etico de la fiesta. La idea , como una " vision personal" dar vida , actividad a mis niños , pero aprovechando de educar valores.
Tratar de ser santos , o mejor dicho mejores personas a diario , que tan dificl es .....uno se equivoca tanto .
Me encanto los regalos vale por un picnic, y concuerdo en tu incomodidad la contaminacion que viven tus niños .Concuerdo que a los niños hay que decirle la verdad , no me gusta la idea de disfrazar mentira con ilusión. Los padres no podemos mentir a nuestros hijos , ellos nos creen y no cuestionan nada.
Nosotros vetamos a Santa Klaus , en su lugar hablamos de san nicolas , azul ( me gusta el azul) y recordamos que fue un buen hombre . y hacemos galletas el 6 de diciembre .
Los de las tienda ,santa, asi como ale lo comenta es un personaje de historieta , asi lo tomamos por aca.
O! Vilmati ,tienes una amiga , con ideas creacionista más que darwiniana . jajaj no soy fundamentalista , en lo absoluto jajja.
Asi es este mundo ciber ...mucha diversidad. que bello no?
Muchos Besitos!!!

Ale dijo...

No hay problema Vilmati, vengo de nuevo...

Mil gracias por tomarte el tiempo de compartirnos esta entrada, es enriquecedor.
Me pasa como a ti, tengo màs preguntas que respuestas en este tema y el cuento de los reyes magos la verdad ya me molesta como piedra en el zapato porque no le puedo dar soluciòn. Este año dejè la puerta abierta a contar la verdad y mi hijo (de 4 años, la peque todavìa no se percata ni para bien ni para mal), como tu Oli, decidiò creer.
Es que la cantidad de informaciòn que permea las paredes de mi casa y los contactos con la familia extendida son casi imparables. En fin, seguimos charlando.

Greisi me da gusto leerte por acà.

Ayer no me alcanzaron las horas de mi dìa, espero hoy hacer la entrada resumen. Aceptas la estafeta para la siguiente ronda?

VIVIANA dijo...

Hola vilmati: Yo recuerdo lo que sentí cuando era pequeña y descrubri el engaño que forjaron mis padres para hacerme creer que el "niño dios" (asi se le llama acá) me traia regalos. Me sentí frustrada, triste y desilusionada, yo nunca quise que mi hijo sintiera eso mismo, por eso, nunca le dijimos que el niño dios traia regalos, ni santa claus, ni nada. El siempre supo que los regalos de navidad se los daban las personas y que habia uno especial que era lo que el pedia, a veces se lo dabamos nosotros o la madrina. Nunca le alimentamos la idea de la fantasia. En cuanto a Jesús nos gusta aprender sobre el, pero desde un punto de vista histórico, antropólogico y cultural. Nunca estudiamos la biblia porque considero es la que menos cuenta la verdadera historia de jesus de Nazareth y sus ideas, porque este hombre fue importante para nuestra historia. También nos gusta aprender sobre todas las demás religiones, pero nunca imponemos alguna, yo le digo a mi hijo que es su desicion seguir alguna religión, pero lo que siempre le tratamos de inculcar es un profundo sentido critico de todo lo relacionado con la religion. Sobre dios tambien lo estudiamos desde la filosofia, la psicologia, la historia, la cultura, etc.

Me gustó leer lo que piensas y lo que sientes.

Un abrazo!!

Ale dijo...

Vilmati, tengo el resumen
http://cuatroenlacama.blogspot.com/2010/02/navidad-atea-charla-entre-blogs-tema-1.html

un abrazo!!

Luisina dijo...

Hola Vilma, quizá hayas leído en mi blog que opino diferente ;-)Comprendo todos tus cuestionamientos, sin embargo muchas cosas de la navidad son cosas paganas, que se han ido incoporando para, desde el catolicismo integrar a esos "otros" que festejaban por ej. el solsticio de invierno en la misma época.
Sin embargo, quiero preguntarte acerca de algo muy puntual:

"Pero para nosotros las ilusiones a respetar, son las que crean los propios chicos, no las diseñadas por adultos y sostenida por intereses comerciales"

Esta frase aplica solo a esas festividades o a todo el espectro cultural? Digo esto porque hay muchas ilusiones diseñadas por adultos que pueden llegar a ser valiosas (como la literatura, el teatro, etc.), aunque estén sostenidas por intereses comerciales. Imagino que esa frase solo aplica a navidad y reyes, pero igual me surgió la duda ;-)

Más allá de esto, yo creo mucho en una navidad que no necesariamente pase por el consumo. Si esos chicos no recibían absolutamente nada yo creo que era más bien por falta de imaginación/creatividad/acceso a bienes culturales que por falta de dinero. Mi abuela era una persona extremadamente pobre y para la mejor navidad que recordaba (y esto me lo contó muuuchas veces) recibió una muñeca hecha con un marlo de choclo con el correspondiente vestido confecciondao con la chala del choclo...un regalo se puede hacer con cualquier cosa: unas ramitas y un poco de barro por ej. Eso al menos es lo que opino yo. Lo que pasa es que mucha gente o compra el regalo más caro o no compra nada. El tema de los regalos no creo que sea fundamental a la hora de sostener una ficción o no. Más bien pasa por otro lado...por una cuestión ideológica.
Saludos!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails