1.1.11

Muñecos de fin de año

Este año decidimos pasar fin de año en casa, solos, Siro, Olivia, Do y yo. Eso nos permitió estar mucho mas relajados en cuanto a los horarios. No teníamos otro reloj que nos corriera salvo el biológico de los niños.
Hicimos algo que nunca antes habíamos podido. Disfrutamos de una recorrida por algunos de los muñecos que se hacen cada año en los barrios de la ciudad.
La creación de los muñecos es una tradición que cada vez está mas arraigada, publicitada y perfeccionada. Por lo general, el personaje a representar es alguno que ha tenido trascendencia ese año, pero puede ser cualquiera. Los vecinos de un barrio o una cuadra se juntan (suelen ser jóvenes o adolescentes) y realizan una colecta, hacen rifas y así compran algunos materiales, para comenzar a trabajar. Hacen una estructura con cajones de madera y alambre; la cubren con cortón y papel encolado y finalmente la pintan. Dentro del muñeco un arsenal de explosivos, fuegos artificiales, cohetes y hasta aerosoles, esperan para estallar después de la medianoche en toda la ciudad.


Fueron muchisimos los muñecos que se hicieron. La municipalidad ya hace unos años organiza un premio al mejor, y lleva el registro de los mismos y sus responsables.
Dimos una vuelta por barrios cercanos y vimos algunos.





Este de los mineros me encantó. Hecho con mucho humor, invitaba a quien lo visitara a sacarse una foto dentro del Fenix y a "colaborar" con el rescate poniendo unas monedas. También hacía alución al minero con doble vida.


La calidad de muchos era buenisima. Debo reconocer que de todas formas siguen gustándome los hechos por los chicos de la esquina, mucho más que los que tienen auspiciantes, estudiantes o profesionales de arquitectura o plástica, están vayados y cuentan con equipos de música, locutores etc. Estos últimos, para mi, desvirtúan la tradición, aunque se vean impetuosos.
Cuando volvimos de la recorrida, Domi preparó un pollo asado en el patio de casa.
Siro comió algo antes porque el pollo tardaba, y Olivia tenía tanto sueño que cenó dos helados en cucurucho en la reposera y durmió una siesta nocturna que se interrumpió a las 12 con los estruendos y fuegos artificiales.
A la una de la mañana, con Siro dormido y Olivia despierta, pero no tanto hicimos un intento de recorrida para ver si podíamos ver quemarse algún muñeco cercano a casa. Pero, la Hormiga Atómica empezó con unas explosiones que hacían moverse mucho a Siri y asustar un poco a Oli; y en el muñeco que las hermanas mayores habían participado, ellas no estaban, así que nos volvimos a casa a dormir.
Me encantó pasarlo tan tranquilamente en familia. Es un pequeño deseo cumplido!
Que tengan un año cargado de experiencias positivas, y estén rodeados de amor y salud!

2 comentarios:

mis hijos mis maestros dijo...

Gracias por compartir estas bellas tradiciones. Me alegro que pasaran una feliz velada, y comparto esos deseos de salud y amor para ustedes también en este 2011 recién estrenado.
Un abrazo :)

Albertina dijo...

Me encantó!!

Feliz año, hermosa!!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails