28.3.09

Desandar, crear nuevos senderos


Crece dentro mio una nueva vida. Cada día se anuncia en su individualidad. Se mueve dentro mio y con sus movimientos moviliza cada parte de mi ser.
Movilizada. Así estoy. Internalizando los cambios. Buscando abrirme a esta nueva experiencia que me propone la vida. Entregándome al sentir, al dar, al servir. Servir a la vida para su propósito. Servir de alimento y contención de este nuevo ser.
Primero el amor, después la niñez, la inocencia que se acercaba a mi desde esas niñas que acompañaban a mi amor. La maternidad, el camino que tuve que desandar para poder empezar a caminar junto a mi hija.
Ahora este ser pequeñito... cuánto mas traerá?. Qué nuevas visiones?... cuánto aprendizaje, experiencia de vida, conección interior, revolución de pensamientos...
Una niña muy adentro mio necesita a su madre, una madre amorosa, contenciosa, que a su vez supongo, buscó a su madre en su momento y no la tuvo. Cuánta historia de niñas convertidas en mujeres, necesitadas de madre.
Hoy, otras niñas cerca mio. Las que fueron, las que son. Las que hoy somos mujeres. Tanta feminidad rondándome, me llena de responsabilidad. Siento que en mi está la posibilidad del cambio. Desde este lugar hoy, puedo aportar lo mio.
Intento conectarme desde la sinceridad siempre. Es un lugar difícil. Cuando es conmigo, cuando es con otros. Pero sé que es verdadero y a la vez el único desde el que puedo Ser.
Desde aquí, así, nombrando, hablo con mi hija, hablo con las niñas, casi casi mujeres.
Olivia dice que yo tengo un bebé en el útero. La gente se sorprende y a mi me llena de orgullo. Nombrar el útero, sabernos, sentirnos, sexuales. Somos mujeres tenemos útero, tenemos ovarios, vagina, pechos.
Ayer, yo : - Yo quiero que este bebé salga por la vagina
Ella: ay! si, yo también tengo vagina para que salga un bebé. Cuando sea grande voy a tener un bebé !

Planeamos un parto en casa, un parto respetado. Mientras trabajo sobre mis miedos, visualizo y sueño. La entrega, la apertura, el dejar libre el permitir nacer a un hijo.

Y charlo con amigas mias y de mi hermana... y veo con cuánto miedo, con cuantas limitaciones llegamos al momento de ser madres. El útero rígido dice Casilda Rodrigañez.
Y quiero seguir desandando camino, para poder caminar sobre otros. Y desearía tanto que mi hija, y estas mujercitas que me acompañan, vivieran en un futuro una maternidad feliz, un parto confiado y poderoso... y poder hacerlo yo también! :)




6 comentarios:

Anónimo dijo...

!Que bonito post!! Te deseo de todo corazón tengas ese parto que deseas. Un beso.
Paloma

Marcela dijo...

qué lindo Vil!!! creo que no te contesté el mail, el ser que crece en tu útero es muy afortunado de tenerte!

1beso, hablamos

Andrea dijo...

Qué hermosa entrada! reviví la época de panzona, cuando no sabía cómo iba a ser la relación entre los 2...Y ahora, casi sin darnos cuenta, pasaron 3 años y medio y Lautaro corre disfrazado de Sr Increíble.
Besos

vilmati dijo...

Muchas gracias a las tres! de corazón. Yo creo en que los deseos se cumplen y en la buena energía de quienes nos tienen cariño :)

soulwoman dijo...

Preciosa entrada, Vilmati!
Te mando buenas vibraciones desde mi rinconcito, un beso muy fuerte.
Me pasa un poquito como a ti, que estoy poquito en la pantalla, pero en cuanto puedo voy pasando...

Los mejores deseos para tí y ese bebito tan afortunado.
:D

Anónimo dijo...

Vil !! estoy buscando fotos para un trabajo de RIcardo del cole y me salió tu blog!

jajajja

y cuando vi la eco y el título pensé que estabas embarazada otra vez!! jajaj

besotes

Marcela :-)

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails