26.7.10

De vuelta



Volvimos. Estuvimos paseando por el Sur. Fuimos a Puerto Madryn a visitar a tíos y abuelos.

Las vacaciones...lindas...pero cortas :( Es que papá tenía que volver al trabajo.

Una vez en casa, los días se me pasan increíblemente rápidos. No llego a hacer ni la mitad de las cosas que tengo ganas y ni un cuarto de las que debería. Siento que la ropa se acumula al lado del lavarropas, y en pilas esperando que la planche. La mañana me alcanza justito para tomar un desayuno y hacérselo a los chicos, ordenar muy por arriba la casa, habitaciones y poquito el comedor y ya se hicieron las 11,30 hora en que Siro quiere su teta para la siesta mañanera. A las 12 caliento algo para almorzar ( pocas veces puedo cocinar). Almorzamos. Siri despierta. La peino a Olivia, guitarra en mano, flauta, bolsita, abrigos...a la escuela! Al llegar juego con Siri o almuerza o vuelve a dormir. Tengo un ratito para mi. Que hago? quiero bloggear, escribir, pasar por facebook o reviso los mails?? No, mejor lavo los platos y espero a Do con la casa limpia. Siro despierta, pero solo para tomar mas teta. Miro algo tonto en la tele mientras el se vuelve a dormir.
Y mejor no sigo...porque es siempre así. Y me quedo con las ganas de ir al taller, de tejer, de leer.
A veces sueño con un día solo para mi. Recuerdo como perdía el tiempo cuando vivía sola. Si hasta baños de inmersión me hacía!
Siento no poder actualizar el blog. Me gustaría adherir a la semana mundial de la lactancia materna, contando anécdotas y deseos. Las pienso y escribo en borrador en mi mente. Imagino las fotos para acompañar el texto.
Me gustaría contarles lo que siento al acercarse un año del nacimiento de Siro. Estoy pensando en su festejo, en la torta. Lo veo crecer. Sano, fuerte, feliz. Doy gracias.
Olivia está grande. Hacemos muchas cosas juntas. Sin embargo, algo le pasa. La llegada de su hermano la tiene nerviosa y acelerada. Sus mimos son exagerados y fuertes. A veces se me escapan de las manos las situaciones y siento que me falta taaaanto. Recursos. Paciencia.
Pero nada cambio.

La carita de mi bebé dormido en la teta. Olivia que pasa a darme un piquito antes de meterse en su cama. El abrazo de Domi, cansado. Las niñas grandes, tranquilas, preparandose para mañana.
Es cierto que hay días y días. Pero hoy... y ayer... Que lindos días!

6 comentarios:

Luz dijo...

Hola, soy Luz, del blog DE BOCA EN BOCA... me encantó el post. Y me siento tan identificada!!! a veces quisiera días de 48 horas, u horas que pasaran en cámara lenta... nunca alcanzo, nunca termino, y cuando termino... ufff, todo vuelve a empezar...
Escribir en mi blog es como escribir de a poquito ese libro que también, como vos, escribo en borrador en mi cabeza... y quizás sea por ahora sólo esto, retazos robados al tiempo, con Noah dormido en mis brazos al soborno de la teta, y Milagros preguntándome sobre sustantivos abstractos, y Consuelo... bueno, ella ya es grande, pero hace 30 min. que está hablando con el novio y ya tengo que decirle que corte... como ves, las mujeres somos así de maravillosas...

Ana P. dijo...

Me encanta tu post, tan sincero, y refleja tanta alegría. Se te lee en paz, a pesar de que las horas no te alcanzan y dices no poder hacer tantas cosas que quisieras, también veo que te lo tomas con calma y disfrutas a tus hijitos y tu familia.

un abrazo.

LiS dijo...

Vil, que lindo, que bella realidad materna! Todas las madres suplicamos por un minuto para nosotras pero 50` estamos pensando en ellos, en la familia, en los proyectos, en las anecdotas que guardamos en la memoria del dia de hoy... Y que lindo que es!!!!! Yo no cambiaria ni un minuto de mi vida!
Gracias por compartir con nosotras.
Aproposito... ya casi un año Siro????
LUZ: me encantó lo del soborno de la teta. Que recurso tan gastado por las cybermadres!
Besotes

Luz dijo...

Chicas por favor necesito que circule mi último post, es sobre el caso de Francisco, el hijo de una amiga... cuantas más seamos, más presión para que la jueza revea su postura... Un beso, y gracias anticipadas.

Luz dijo...

Chicas, necesito que en cuanto puedan le den un vistazo a la última entrada, es sobre el caso de Francisco, el hijo de una amiga, necesitamos que circule, que se sepa lo que está pasando, y por sobre todas las cosas, que no vuelva a ocurrir...

Anónimo dijo...

¡Cómo me identifico Vil con tus palabras! Estirar el tiempo... quién pudiera... Eso sí, nos queda el consuelo de estos bellos momentos grabados para siempre en nuestra memoria :)
Un abrazo.
Luz, me uno para hacerme eco del caso de Francisco a través del facebook.
Mis hijos mis maestros (Mónica)

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails